Espino blanco o majuelo (Crataegus monogyna)

El majuelo es un arbusto o arbolillo de 3-4 metros de altura, muy ramificado y espinoso. Su hoja, caduca, tiene forma de espátula lobulada muy característica. No es abundante, pero puede encontrarse como seto, en las tapias que delimitan fincas, en bordes de caminos… preferentemente con algo de sombra.
Sus flores blancas, muy vistosas, desecadas y en infusión tienen propiedades de tónico cardíaco. Por su cercano parentesco ha sido empleado como patrón para el injerto de perales y manzanos.
El majuelo es un arbusto o arbolillo de 3-4 metros de altura, muy ramificado y espinoso. Su hoja, caduca, tiene forma de espátula lobulada muy característica. No es abundante, pero puede encontrarse como seto, en las tapias que delimitan fincas, en bordes de caminos… preferentemente con algo de sombra.
Sus flores blancas, muy vistosas, desecadas y en infusión tienen propiedades de tónico cardíaco. Por su cercano parentesco ha sido empleado como patrón para el injerto de perales y manzanos.
[Leer mas...]

Durillo (Viburnum tinus)

El durillo es un arbusto mediterráneo de porte redondeado, que no suele sobrepasar los 2-3 metros de altura. Sus hojas son perennes, de color verde oscuro, con forma lanceolada y sobre numerosas ramillas de color rojizo. Es muy ramoso y de follaje denso, y la floración, que se produce entre finales de invierno y principios de la primavera, es muy llamativa por la abundancia de pequeños racimos de flores blancas.
Al igual que otros arbustos, como el madroño o el labiérnago, puede encontrarse en el cortejo florístico de encinares o alcornocales, en laderas umbrías que se encuentran en un estado más o menos “natural”, es decir, aquellos que se encuentran en lugares inaccesibles que no han permitido su adehesamiento u otro tipo de explotación.
[Leer mas...]

Acebuche (Olea europaea subsp. europea var. sylvestris)

El acebuche es el antepasado silvestre del olivo, es decir, la variedad vegetal a partir de la cual el ser humano ha obtenido los ejemplares que hoy en día nos proveen de la aceituna, a través de la selección de los mejores individuos durante miles de años. Por ello, la morfología entre acebuche y olivo es muy similar, aunque siendo el primero de apariencia mucho más rústica.
Es un árbol de copa redondeada y porte no muy elevado, de hasta 5 ó 6 metros, aunque en la Comarca no alcancen generalmente más de 2-3 metros. Es muy longevo y en los ejemplares añosos su tronco se retuerce y encorva. Su hojas son lanceoladas, aunque más pequeñas, redondeadas y duras que las de su variedad domesticada. Son frecuentes las espinas en las ramillas más bajas.
Podemos encontrar acebuches en las laderas más o menos escapadas, de escaso suelo y humedad, allí donde no han sido sustituidos por olivos u otras especies agrícolas, como puede observarse en los riberos del rio Tamuja.
Además de producir aceituna de mesa y aceite, su madera es dura y compacta, por lo que ha sido utilizado para utensilios de cocina. Su leña y carbón es de alta calidad, debido a su elevado poder calorífico.
Por las numerosas propiedades del aceite y otros usos de sus productos, ha sido un árbol portador de gran simbología en todas las culturas mediterráneas, lo que ha quedado patente en tradiciones, ritos y folclore.
[Leer mas...]

Fresno (Fraxinus angustifolia)

El fresno es un árbol de tamaño medio, que suele medir hasta 15 metros de altura, con una copa oval y muy poblada. Es una especie caducifolia, de tronco corto y grueso.
Su madera es dura y flexible, cualidades que lo han hecho apto para la ebanistería y para mangos de herramientas de trabajo. Sus hojas han servido tradicionalmente para alimentar al ganado al final del verano, lo que se conoce como ramoneo, para lo cual se trasmochaban los árboles, confiriéndole a los ejemplares un característico porte con el extremo superior del tronco muy engrosado y ramas delgadas y verticales. A sus hojas también se les atribuye propiedades medicinales, siendo diuréticas y antirreumáticas.
Podemos encontrarlo en ambientes húmedos, como las orillas de los ríos, o zonas de suelos profundos y ambiente fresco, como las cercanías a las fuentes, si bien no es muy abundante en la Comarca.
[Leer mas...]

Olmo (Ulmus minor)

El olmo es un árbol robusto y de elevado porte, pudiendo alcanzar hasta 25 metros de altura, con un tronco derecho y generalmente ahuecado en los ejemplares añosos. Su hoja es caduca, aovada y con el borde finamente aserrado. La copa es amplia, redondeada y tupida, y proyecta una intensa sombra, razón por la cual ha sido tradicionalmente empleado en el ámbito urbano, habiendo sido muy popular en las plazas de los pueblos.
Por desgracia, una enfermedad denominada grafiosis, provocada por un hongo que es transportado por un escarabajo que hace su puesta en la corteza del olmo, ha acabado con gran parte de las olmedas peninsulares, situadas en los sotos y riberas de los ríos. Por esta razón, paulatinamente se ha ido viendo sustituido en las ciudades por otro olmo, de origen asiático y más resistente a la enfermedad, para cumplir las funciones ornamentales.
[Leer mas...]

Roble (Quercus pyrenaica)

Roble (Quercus pyrenaica)

El roble que encontramos en la Comarca también recibe el nombre de rebollo o melojo. No suele sobrepasar los 20 ó 25 metros de altura, su copa es irregular y de forma lobulada. Su tronco es algo retorcido, muy ramificado y alberga líquenes en abundancia.
Su hoja mide entre 7 y 15 centímetros de largo, de forma lobulada y cubierta de una vellosidad que da al follaje una coloración verde ceniciento. Si bien es de hoja caduca, esta permanece marchita en el árbol durante parte del invierno, a esta cualidad se la denomina marcescencia.
Aunque puede tratarse de grandes individuos, debido a su facilidad para rebrotar de raíz es común observarlo en masas en las que abundan los ejemplares medianos rodeados de abundantes retoños que ocupan gran parte del sotobosque. En la Comarca se pueden observar bosquetes en las zonas más húmedas de la Sierra de Montánchez.
Su madera se emplea para carbón, leña o bien para traviesas del tren, postes, pero no para construcción.
[Leer mas...]

Castaño (Castanea sativa)

El castaño es un árbol muy
corpulento, hasta los 25
metros de altura, con una copa muy amplia y  redondeada y un tronco grueso en edades
adultas. Es caduco y su hoja es  grande y
en forma de lanza, hasta 20
centímetros, con los bordes aserrados.

Su fruto es la castaña, [Leer mas...]

Alcornoque (Quercus suber)

El alcornoque es un árbol que se asemeja mucho en el porte a la encina, robusto y de tamaño medio, que no suele sobrepasar los 15 metros de altura. Su hoja es perenne, de un color verde más vivo que el de la encina.
Su principal cualidad es que su corteza es muy gruesa, en ocasiones hasta los 15 cm de grosor, que proporciona el corcho empleado en la fabricación de tapones para botellas y otros productos como aislantes, calzado, etc. debido a su durabilidad, impermeabilidad y ligereza.
Esta corcha, como se denomina a la corteza en bruto cuando se beneficia, se extrae cada 9-10 años, tiempo que tarda el árbol en volver a reponerla. Esta operación, llamada pela, suele realizarse a principios del verano y deja al árbol con un característico color rojo oscuro muy intenso que lo hace fácilmente reconocible. Debido a esta explotación es habitual encontrarlo en nuestra Comarca formando dehesas, al igual la encina.
[Leer mas...]

Encina (Quercus ilex)

La encina es el árbol más característico e importante de la Iberia mediterránea. En nuestra Comarca podemos encontrarlo tanto como especie principal de las dehesas, como formando parte junto con otras especies de árboles y arbustos del bosque mediterráneo.

La encina es un árbol robusto, de copa amplia y redondeada, que no suele sobrepasar los 15 metros de altura. El tronco es [Leer mas...]


Actividades

No hay actividades proximamente

Prepara tu experiencia

Visita nuestras webs amigas

Imagenes recibidas